¿Jerarquía o modelo colaborativo?

“Cuanto más poder le des a un sólo individuo frente a la complejidad y la incertidumbre más probable será que tome malas decisiones” James Surowicki

Estamos en un momento de cambio global. Con muchísima información imposible de manejar en su conjunto. Eso genera una gran cantidad de relaciones e interrelaciones muy complejas de gestionar. Cada día la realidad actual es más transparente, más compleja y más global. No es un mundo de cosas. Es un mundo de conversaciones. Es el momento de la colaboración.

Os propongo comparar los modelos jerárquicos tradicionales con los colaborativos que están surgiendo. Las organizaciones tradicionales se han construido entorno al modelo jerárquico basado en el cumplimiento de las exigencias, pero sin que estás estén alineadas a las necesidades reales. Necesitamos construir nuevas organizaciones más abiertas, transparentes…más colaborativas. Para conseguirlo nos surgen dudas como,

¿Qué estructuras son las adecuadas?

¿Es sustitutiva o complementaria al modelo jerárquico?

¿Se puede implantar en una empresa tradicional?

La Redarquía es un modelo organizativo emergente con dos elementos en común, la colaboración (las redes abiertas) y el conocimiento. Estos son los dos elementos básicos de nuestro siglo. La innovación es básica para la sostenibilidad de las empresas. Este modelo se basa en pensar (conocimiento) por encima del hacer (tradicionalmente en modelos s.XX que necesitaban de la repetición para la producción en escala). Los mercados actuales precisan de un nivel de adaptación al cambio muy rápido. Muy ágil. Surgen nuevos problemas y nuevos entornos de comunicación: la intranet, blogs, videoblogs, redes sociales… Las organizaciones jerárquicas no son capaces de resolver la complejidad puesto que obedecen a intereses personales, crean rigidez en las estructuras y no solucionan esos nuevos retos. No aportan valor, no aportan flexibilidad y por lo tanto no generan valor económico al inversor.

La implantación de la redarquia no es fácil, es compleja pero lo es por la rigidez de la organizaciones actuales.

Para conseguirlo propongo,

Más horizontalidad para deducir las cuotas de poder y control y fomentar la creatividad y aumentar el empoderamiento de los equipos.

Más colaboración real. Más confianza y más trabajo en equipo. Es la forma más poderosa de crear valor.

Más trasparencia. Para compartir los éxitos pero también los aprendizajes de los errores. Para poder buscar soluciones juntos.

La autogestión. Cada uno nos responsabilizamos de nuestra aportación. Conocemos nuestro rol pero tenemos que añadir valor libremente.

La emergencia. Las soluciones emergen pero no pueden ser planificadas. Surgen por casualidad como los descubrimientos.

Es incremental. Mi idea proporciona un paso que junto a la tuya crece.

Sentido de pertenencia. Con la colaboración se generan sentidos de pertenencia muy fuertes.

Apertura. Estar abiertos a los cambios, tener la mente abierta, aprendizaje colectivo…

Libertad y sentido común.

La realidad actual nos obliga a cambiar las estructuras rígidas para que sean flexibles. Los nativos digitales nacen en entornos digitales y viven desde pequeños en entornos más colaborativos. Tenemos que adaptar nuestras organizaciones al nuevo entorno. El orden redarquico va de abajo a arriba. Es una alternativa al sistema actual. Se basa en compartir de igual a igual. La actividad se traslada de manera natural de tú a tú. Pasamos de la relación unidireccional de arriba abajo a la relación en red. La conversación es la base del conocimiento. La jerarquía se basa en el premio y castigo. La redarquia se basa en el reconocimiento mutuo.

No son modelos excluyentes, son complementarios. Los entornos colaborativos son necesarios aunque no considero que la sustitución de un modelo por otro sea lo más efectivo. Considero que necesitamos un pequeño elemento jerárquico. Líderes
colaborativos que ayuden a que la jerarquía complemente a estructuras de poder más horizontales y adaptables.

“La solución no la tiene el jefe es responsabilidad de todos y en red aportamos mucho más valor”

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *