La herramienta digital no puede ser la estrategia

A muchos de nosotros nos fascina la tecnología. En un momento disruptivo como el actual existen verdaderas carreras para ser el primero en digitalizar, en implantar esta u otra tecnología o mejora.
Ayer comí con una gran persona que me contaba las dificultades que tenía para encontrar una factura, en un portal fantástico de una gran entidad bancaria (y ella es una apasionada de las nuevas tecnologías).

Algunas compañías desarrollan sofware sin tener en cuenta al usuario.
Una buena amiga experta en este campo me explicaba como la digitalización va a ser un proceso continuo. Probablemente al ser continuo no tenga fin.

Algunos directivos lanzan gran cantidad de problemas a sus departamentos de IT para que los resuelvan. Confiando que la resolución de los problemas siempre es tecnológica. También compramos sofware casi para todo. Los millenials cuando les preguntas por algún problema contestan…hay una APP que hace eso.

Los equipos directivos son responsables de resolver problemas complejos con visión alineada a las metas de la compañía. Ninguna APP por el momento puede hacer eso.

Las empresas tienen un sentido, deben aportar valor a la sociedad. Reciben ingresos a cambio. No deberíamos olvidar que la estrategia es el conjunto de acciones para conseguir las metas. Y las metas deben aumentar nuestra aportación de valor para ser más sostenibles.

Las tecnologías son una gran oportunidad para acelerar los resultados y la productividad pero no son laestrategiaen sí misma.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *